“Gente Congruente” y UNICEF.

¡Hola a tod@s!

Hoy os escribo para contaros una decisión que he tomado. A partir de ahora (hoy, ya), por cada cómic de “Gente Congruente” que venda, donaré 6 euros a Unicef (los 2 euros íntegros, en caso de ebook).

Es una idea con la que llevo bastante tiempo en la cabeza, pero entre unas cosas y otras, pues ahí se quedaba. No sabía muy bien a que organización hacer la donación, cuanto dinero…en fin. ¡Ya está tomada la decisión! Así que nada. A l@s que ya tenéis un ejemplar, gracias de nuevo. No os voy a pedir que compréis otro (ya os he dado bastante la murga y ya habéis hecho bastante). Si que lo divulguéis en la medida de vuestras posibilidades. Y a los que no lo tenéis, pues os dejo una nueva motivación.

¡Un saludo!

?:)

UNICEF-pide-a-las-empresas-apoyo-responsabilidad-para-con-la-niñez

 

 

Puntos de venta.

Anuncios

Plus para el personal de Isla Mágica por aguantar padres y madres imbéciles, ¡ya!

Y de todos los parques temáticos y de atracciones. Bueno, y de cualquier trabajo que suponga atención al público en general, se podría decir. En realidad imbéciles e “imbécilas” hay por doquier. Aunque en este post (¡que moderno y digital!) me voy a referir en concreto a la clase que se dedica a amargarle la vida a las pobres personas que han tenido la suerte de encontrar la desgracia de un trabajo que supone la atención al público, y más concretamente al personal de los Parques Temáticos, esos sitios a los que van padres y madres desquiciados con la única y concreta razón de ver a su criaturita feliz, si o si. Aunque de vez en cuando no sale como uno espera.

(después de 45 mins. de cola)

   – Papá, no quiero montarme en el Lagarto Bailongo.

   – ¿Cómo que no?, móntate ahora mismo.

   – Es que me da miedo, papá.

   – Me da igual, llevamos aquí dos horas esperando, así que te montas coño.

(llantera desconsolada de la criatura y cara de “mecagoenmivida” del padre)

Aclaración: en un parque temático, una cola de 45 minutos equivale a dos horas de inaguantable desesperación; tres si es al sol; y si justo antes de tu turno pasa la típica familia “happy” con el pase VIPS de los cojones con la sonrisita de conejo, además produce una moderada inflamación de la bolsa escrotal, en el caso de los hombres; o de la zona vulvar, en el caso de las mujeres.

Es más que probable que alguna vez hayas protagonizado la siguiente situación en la cola de una atracción:

   – Señora, lo siento, pero su hija no alcanza el metro, no puede montarse en “La Anaconda de la Muerte”.

   – Pero como que no, si mi Laurita sobrepasa la línea. Mira.

   – Señora, le ha puesto usted los tacones de la boda, y está apoyada en la fiambrera de los filetes empanados. Por cierto, le recuerdo que no puede introducir comida en el Parque.

   – Vaya tela, pues tu compañero de antes la dejó pasar.

   – (con cara de resignación cristiana) Señora, si mi compañero la dejó, lo hizo mal, pero por seguridad no puedo dejar que se monte, compréndalo, por favor.

   – (mirando al resto de la cola, buscando la complicidad del tumulto ante una situación de flagrante injusticia) Esto es que es muy fuerte, vamos. Pero no va a quedar así, dame tu nombre que ahora mismo voy a ir a hablar con el Director del parque.

La señora de turno hace mutis de la cola con grandes aspavientos. Laurita, llantera al canto. Por cierto, que feo eso de dar por hecho que la persona que manda es un hombre, ¿no?

Y es que, dejando de lado las coñas, ¿realmente una persona (en este caso la trabajadora o el trabajador del Parque en cuestión) merece aguantar estas imbecilidades? Estarás más o menos de acuerdo con las normas, pero no son las personas que están de cara al público las que las hacen. Y además, si en los Parques Temáticos limitan la estatura es por seguridad. No hay una mente perversa detrás de ellas pensando: “os vais a cagar, vais a traer a vuestros hijos al Parque para pasároslo de coña pero os vamos a putear, aunque se puedan montar, no los vamos a dejar, ¡joderos!” Está toda la información en la web, o la facilitan antes de entrar. Si tu hijo o tu hija mide 90 cms; no pierdas el tiempo haciendo cola en una atracción limitada a un metro de altura. Cabrearte porque no dejan pasar a tu retoño no demuestra que te preocupes más por ella o la quieras más. Demuestra que eres un cenutrio con ganas de dar la murga, y además a la persona que menos lo merece. Probablemente estés cabreado/a porque has madrugado; porque has hecho un montón de kilómetros; porque tus criaturitas no han parado de dar el coñazo en todo el día; porque es un rollo hacer una cola de una hora al sol aguantando a carajotes que te pisan todo el rato (con lo “agustito” que se está tirado en el sofá con el INVERTER a toda leche); porque esa no es la vida que querías llevar; etc. Pero los demás no tienen la culpa. Si no eres capaz de sobrellevar el infierno que supone un día en Isla Mágica (o el Parque que sea), no vayas, desiste, ve a lo seguro, simplifica. Un día en el Burguer King también puede valer. Hay menos colas, te gastas menos y los críos lo disfrutan de lo lindo en el “chiquipark”. Todo ventajas.

Y ya no me enrollo más, desde aquí todo mi apoyo a las personas que trabajan en los Parques Temáticos y la sugerencia para la Patronal de añadir a la nómina el plus “aguantar a gente imbécil”.

¡Saludos!

joven-mujer-bonita-disfrutando-en-un-parque-tematico_1194-13171

Imagen descargada de freepik

“Toros 2 – Toreros 0” (Viñeta)

Esta es una coña que teníamos con un amigo al que le gustan los toros y, antes al menos, ¡los escuchaba por la radio!. En nuestro grupo, todos perfectos profanos en “fiestas populares”, esto nos resultaba bastante raro. Fútbol, baloncesto…puede valer, ¿pero toros?. Y cuando andaba con su pinganillo y sabíamos que estaba inmerso en la faena, le preguntábamos: “Que, ¿cómo van?, ¿quien va ganando?”, ¡jajajajajaja!

Me voy a mojar y a decir que no me gustan los toros para nada. Pero tampoco voy a linchar (virtualmente) ni a la fiesta ni a los/as taurinos/as. Cómo carne, y es más que probable que esa res haya sufrido más o vivido en peores condiciones que un toro de lidia. Al menos hasta llegar a la plaza. Ahí ya cambia la cosa. El espectáculo me parece falto completamente de sensibilidad. No compro esa manera de disfrute, de entretenimiento; y mucho menos que se llame cultura a una costumbre cavernícola. Lo que se intenta enmascarar como amor hacía el animal (¡madre mía!), defensa del toro o folclore no es más que negocio, entretenimiento de masas y una especie de sadismo. Mi repulsa, por tanto, es hacía cómo se hace (mareando a un pobre bicho indefenso) y porqué (por diversión).

Hace años si llegabas a casa y tu mujer tu pareja te estaba poniendo los cuernos podías cargártela y “san seacabó”. Eso era una costumbre también, que por suerte ya no existe. Con los toros debería pasar lo mismo. Sin ánimo de comparar toros con mujeres. Al final siempre llego a la misma conclusión: “hay, para bien y para mal, de todo en la viña del Señor”.

¡Espero que os guste la viñeta!

"Torito bravo"

“Toros 2 – Toreros 0”

1º de mayo.

¡Hola!, hoy me gustaría compartir algunas fotos, las que más me llamaron la atención o me gustaron, que hice el 1 de mayo, Día del Trabajo (que tan mal está como sabemos todos/as).  Espero que os gusten. ?:)

 

20180501112946_IMG_0487

Aunque fue una manifestación bastante familiar y tranquila, dejando de lado el cántico de consignas, algo de música y una batucada que animó la marcha, la policía siempre estuvo de escolta. En ese momento, y en esa situación, uno reflexiona sobre si es necesario. No debería. Desde mi punto de vista la violencia, en las manifestaciones, surge o cuando entra en escena la gente que va a dar por culo y a descargar la agresividad; o cuando al gobierno de turno ya no le interesa que la gente permanezca allí. Me causan malestar ambas.

 

20180501115541_IMG_0501.JPG

Una escena que se repitió mucho. Personas ajenas, curiosos/as, que se paraban a su paso. Por supuesto hacían su foto o vídeo de turno. A esta “abuelilla” la concurrencia le amenizó el paseito mañanero.

 

20180501115946_IMG_0504.JPG

Esta foto me encanta. En primer plano, manifestantes celebrando el Día del Trabajo, festivo. Y de fondo, el que me imagino que será el propietario de un bazar chino con cara de extrañeza (“¿De que irá toda esta movida?”)

 

20180501120359_IMG_0508.JPG

Y por último, para no cansar, esta en la que contrastan los/as manifestantes de la CGT (“anarquistas melenudos/as”, dicho desde el cariño) con la pompa de una celebración religiosa.

Quien fuera maceta.

Aunque a ciencia cierta, no sabemos si están libres de “sufrimiento”.

La semana pasada, por primera vez desde hacía tres años aproximadamente, encendí la tele. Y vi que todo seguía tal cúal. Parecía que no había pasado el tiempo por ella. La mía no es smart, sigue siendo un poco tonta. Podría hacer un discurso (bastante) crítico sobre el contenido basura de el 80% de su programación, siempre desde mi punto de vista. Sin dejar de lado que, si hay una serie o programa que medio merezca la pena, o es antiguo, o te cuelan la misma proporción en publicidad. A veces hacen ambas cosas. ¡¡Están emitiendo Friends otra vez!!. Y ojo, aunque venga detrás de la mención de “programas que medio merecen la pena”, no quisiera asociarlo. Me ha pasado como con Braveheart. Verla 20 años después me ha supuesto cierto rubor, aunque conserve el cariño de lo que me hicieron sentir en su día. Algún día recordadme que haga una entrada titulada “escenas patéticas de películas que te tocan la patata con 17 años”. Pero no, los tiros van por otro lado. La cosa es que, entre cambio y cambio de canal, que es lo que mejor puedes hacer ante un televisor (ejercitar el dedo), me paré en un telediario. ¡Madre mía!, ¡que mal está todo! Y comprendí, en parte, la quietud generalizada de la sociedad, su egoismo, su pasividad ante tanta injusticia. Cualquiera, yo mismo, queda paralizado ante tanto desastre, siente la necesidad de no destacar o llamar la atención de un mundo tan cruel. Se queda agazapado para que no le salpique la mierda, es decir, para que le salpique la menos posible. ¡Virgencita que me quede como estoy!

?:)

maceta, telediario, sociedad, mundo, guerra, war, news, plant, sofá, piso, mueble, salón

“Quien fuera maceta”

 

 

pd: Hoy es 1º de mayo. Mucho ánimo a los/as que vais a quejaros por “como está la cosa”. Y a quien se haya ido de puente, que lo disfrute.

Bankia se tira a la piscina.

A ver si te pilla y te ahoga.

Cuando un banco te da un crédito no es porque confie en tu negocio o en tu idea, es simplemente porque tiene cierta probabilidad de recuperar ese dinero (con sus correspondientes intereses). Ya sea a costa de tu vivienda, de tus “bienes” o de tus propias tripas si hace falta. También es cierto que hay personas que se tiran al barro con más facilidad que los bancos a la piscina, con ideas peregrinas o el anhelo de forrarse, pero ese es otro tema. Hoy le tocan los palos a la banca.

No es nada nuevo, todos/as lo sabemos. Tampoco es nuevo que ahí seguimos endeudándonos día tras día. Unas veces por necesidad, otras por capricho, otras por “caprichos necesarios”…en fin. Nada nuevo bajo el sol. Pero ahí lo dejo, lo recuerdo. Por si acaso.  ?:)

 

Montaje Bankia JPG

“Bankia se tira a la piscina”